Implantes Dentales

Definición de Implante dental. Pieza artificial de titanio que se inserta en el hueso del maxilar para sustituir una raíz dentaria perdida. Es la base para colocar una prótesis o un diente artificial.

En lugar de utilizar prótesis removibles o usar los dientes adyacentes como un soporte para el uso de un puente dental, los implantes dentales son componentes sustitutos a largo plazo que el cirujano oral y maxilofacial coloca quirúrgicamente en los huesos maxilares, lo cual nos ayuda a completar nuevamente la dentadura, proporcionándonos así un diente artificial que se ve estéticamente bien y que cumple con todas las funciones masticatorias que se necesitan como si se tratase de un diente natural.

Los implantes dentales se han considerado una forma efectiva para reemplazar los dientes que hemos perdido. Cada día se incrementa el número de personas que los utilizan, la razón es muy simple y es que los implantes dentales funcionan.

El implante se diseña para integrarse con la estructura de la mandíbula y los otros dientes de manera natural por medio del proceso de osteointegración, recuperando así la función del diente que se había perdido, además de obtener una dentadura saludable y estéticamente agradable a la vista.

Son una excelente opción a largo plazo para restaurar los dientes dañados, uno de los beneficios es que los implantes dentales suelen durar grandes periodos de tiempo si se les da un buen cuidado es posible que puedan acompañarnos durante toda la vida en el mejor de los casos. Además nos dan una bonita sonrisa y sin mal aliento.

Ventajas de los implantes dentales

Una vez el implante dental ya se encuentra colocado y  ha a transcurrido el tiempo del tratamiento recomendado, puedes gozar de todas las ventajas que este conlleva, algunas de ellas son:

Lista de ventajas

  • Sensación de naturalidad
  • Dentadura mas saludable
  • Mejor estética dental
  • Indoloros(no se siente dolor)
  • Sonrisa agradable
  • Función masticatoria sin problemas

Todas las ventajas mencionadas anteriormente, dan como resultado que con el implante dental podamos masticar, morder o realizar cualquier actividad sin sufrir ninguna complicación o dolor con los dientes.